26/8/10

nota de Proyecto Red

GUIDO INDIJ -EDITOR Y AGITADOR PROFESIONAL-
Elizabeth Torres
Fotos: Patricio Rivera



Dirige desde hace casi 20 años lamarcaeditora, uno de los sellos independientes especializados en libros de arte, fotografía, ensayo y poesía más prestigioso de nuestra lengua. Indij es, entre otras cosas, diseñador, fotógrafo, y el fundador de una marca registrada en el ámbito de las librerías, Asunto Impreso, librería de la imagen. En los últimos años ha incursionado en la edición de múltiples proyectos que se caracterizan por una mirada contemporánea, asi como portfolios fotográficos y libros de artista. Posiblemente la principal innovación de su proyecto editorial consiste en experimentar la relación entre formatos y contenidos; buscando en el proceso de producción extender los límites habituales del concepto “libro”.

Su oficina es un tanto ecléctica, algunos muebles antiguos conviven con otros más modernos, de oficina, un escritorio lo suficientemente cómodo y detrás dos grandes paneles de obra gráfica, fotografías de diversos autores y estantes hasta el techo colmados de libros en todas las direcciones.

-¿Por qué los libros y no otra cosa; no venís de una familia de editores?

Su tradición familiar no es de editores y hace una salvedad en relación a su ser judío; haciendo un enlace histórico-teológico de donde surge la popular etiqueta "Gente del Libro" que caracteriza la tradición judeocristiana.

GI: No se muy bien –cuenta- supongo que responde a un amor por los libros, al virus de los libros... Pero, por otro lado, ya sabés como es ese lugar común de los argentinos, de los porteños más bien, de querer poner tu propio bar, una librería o una galería de arte -llegando en seguida a la conclusión de que, , se dió todos esos gustos-.
Cumplí con el mandato familiar y colgué mi título universitario. Pero antes, de eso soy fotógrafo. Hago fotos desde los 11 años; ya a los 15 o 16 años tomaba y daba cursos de fotografía.
Comencé a trabajar desde muy chico colaborando en la empresa de mi viejo, pero ya a los 20 años armé, junto con mi novia de entonces, una editorial. lamarcaeditora vino más tarde, y Asunto Impreso muchos años después.

(Me quedo pensando un poco en su relación con los libros e imagino una especie de proceso de selección natural…)

- De todas tus profesiones, ¿cuál crees vos que te define mejor, o cuál suma más a la hora de sacar un libro a la calle o de identificar un proyecto como factible de ser editado?

GI: Soy editor.



- Y más allá de tu tarea de editor ¿Cuánto de diseñador y de fotógrafo tienen cada una de tus ediciones?
Digo, debe ser muy difícil trabajar con vos…

GI: No soy diseñador gráfico, sino diseñador de imagen y sonido. Fijate que los libros, como los audiovisuales, cuentan historias de manera lineal. El oficio de montajista en la industria cinematográfica, hoy en el video, se llama editor también. Cuando hago un libro de imagen, lo trabajo como en ese sentido, tratándolo como un relato.
Pero sólo una parte de mis libros son ilustrados.
Algo que me tiene muy ocupado en estos meses es interZona Editora, un emprendimiento nuevo para mi, ya que lo literario es escencialmente muy distinto a todo lo que vengo haciendo hace rato con lamarcaeditora, Asunto Impreso ediciones, o el Proyecto 12na… en el sentido en que estamos abocados a descubrir y posicionar autores y en ese aspecto cada libro es un desafío particular.

-Por qué no te dedicaste a la fotografía, se nota que es una actividad que te apasiona…

GI: En cierto momento la editorial, la distribuidora, las librerías se fueron comiendo mi faceta artística, como le dicen. Tuve que dedicarme plenamente a desarrollar esos proyectos pero, desde hace ya cuatro años retomé mi proyecto fotográfico y pude exponer y publicar mi investigación sobre gestos, el trabajo de recopilación de detalles urbanos o mi proyecto 200 años de arte argentino en el Palais de Glace de Buenos Aires, en el Parc de la Villete y en el Centre Georges Pompidou en Paris.
Espero poder seguir llevando adelante mis proyectos de autor fotográfico, en forma paralela a mi actividad principal, la edición de buenos libros.

- En relación a títulos como Hasta la victoria Sténcil, 1000 stencil o Buenos Aires fuera de serie, yo lo veo a ese tipo de trabajos como un libro de artista, o de curador... qué opinás al respecto.

GI: En el caso de HLVS, fui autor y editor de ese título que publicamos en la colección Registro Gráfico y paralelamente curador de una de la muestras más masivas que se exhibieron en el Centro Cultural Recoleta (1.800.000 visitantes) y pionera entre las muestras de arte callejero en la Argentina.
Esa misma experiencia de trabajar de manera paralela la edición de un libro y el guión de una muestra la he vivido con otros libros y han sido siempre experiencias enriquecedoras que se retroalimentan.

Hay otros libros que publicamos en la colección Múltiples o Poesía-Forma que consideramos más propiamente “libros de artista”, y en esos casos habitualmente hay una pieza, una búsqueda formal, pero no necesariamente un relato que haya requerido la intervención de un editor en el rol de “curador”.



Te movés entre varias redes, siempre estás conectado a tu blog, Twitter, Facebook, Gentedellibro, y otros grupos, casi todos relacionados a la actividad

GI: Así es, puede decirse que soy un tipo obsesivo…

Le pido ahondar en el concepto de esa obsesión y conversamos acerca de lo que cada uno cree que es estar comunicado, pero… no puedo con mi genio y le tengo que preguntar: ¿Que desea provocar con esos twitts que cada tanto veo provienen de su autoría, tienen su sello?
En realidad responde:

GI: Soy un agitador, me gusta eso, provocar, es intrínseco a mi profesión procurar, en lo posible, generar algún tipo de ola… también me interesa tejer redes de interés para el sector del libro. En ese sentido he fundado el colectivo de editores independientes de la Argentina, soy socio activo de la Alianza Internacional de editores independientes y coordino la Red Hispanohablante de editores independientes, entre otras.

- Volviendo al tema que iba en un principio ¿Qué opinás del avance de lo digital en el medio editorial, e-books, audiolibros, etc?

GI: Utilizo distintos dispositivos de lectura electrónica. Computadora, laptop, tableta, celular. Creo que son indispensables herramientas de trabajo cotidiano.
Me gusta la compañía de los audiobooks o los podcast cuando me da fiaca leer.
Los e-reader son geniales para trabajar: leer manuscritos, realizar búsquedas, estudiar. Estos avances tienden a modificar notablemente el mercado del libro como lo conocemos hoy, en relación a esto, el libro de arte tiene una sobrevida mayor a otros textos.
Sin embargo mi amor incondicional es por los libros de papel y mi trabajo apunta a hacerlos mejor, más lindos, más deseables.

-Uno de los logros más destacados de este año es sin duda el volumen titulado 200 (Un recorte de imágenes -dos hechos por cada año- de historia argentina)
Además, está disponible en una plataforma de código abierto http://b2l.bz/1guteI
¿A que responde este formato on line, es un medio de promoción, de democratización..?


GI: Es una forma de promover el libro. Hemos publicado allí sólo un parcial. Pero 200 es un libro que se goza plenamente cuando uno lo tiene en “las manos”, más bien, porque pesa casi tres kilos...

-Contáme un sueño, uno, cualquiera… lo que quieras… ¡Volá!

GI: En inverno llego a casa con hambre, no se si es porque el sol cae temprano o por el frío. Me doy un atracón, me tiro un rato a navegar y me agarra un sueño.
Uno tiene sueño, tiene un sueño, lo agarra el sueño, se cae de sueño. Pero vos ¿querés que me acuerde de un sueño o que te cuente un sueño, una ilusión, un deseo?
Lo primero me da calor, lo segundo tengo miedo que si me hago el Martin Luther King, al final no se me cumpla.
Tenía frío, me dio calor... Te agradezco por eso, pues.

vía Proyecto Red