19/5/16

Publicitarios inmorales: tentación y oportunismo

Sí, es una divina. Pero, la nueva cara de Bagovit A confunde lo público y lo privado.

¿Se acuerdan cuando Lousteau aseguraba al electorado que “jamás aceptaría un puesto del PRO“?
No solo se dejó tentar por el cargo de Embajador, lo que es al menos cuestionable, sino que su adorable esposa, la actriz Carla Peterson, con carisma, dotes artísticos y reconocimiento propios e indiscutibles es ahora la imagen de Bagovit A, ”vaya donde vaya”. Incluso a Washington DC, en su nuevo rol de Embajadora Consorte.

Acá se la ve en el still con el que comienza el nuevo spot de la crema argentina -que seguramente es de calidad superior a cualquiera de las que pudo haber comprado en el Duty Free o en el Drugstore de la esquina.



Como la publicidad se filmó en interiores, en un departamento deseable, límpido y luminoso, no sabemos si la producción se movilizó hasta los EE.UU. o si se filmó en Palermo, pero los señores publicitarios, con la anuencia de Carla nos aseguran que estamos en DC, que son las 8:00 y que si usamos esta crema, todos podemos ser igualmente exitosos y rubios.

¿Qué piensan, que una modelo publicitaria debe utilizar su condición de consorte de un funcionario público y mostrarnos la residencia en la que supuestamente habita y que pagamos todos los argentinos, para vendernos un producto?



Hoy estas en un lugar, mañana en otro...

10/5/16

Publicitarios inmorales: Cadena Caracol

La mama perfecta es un experimento perfectamente cruel, sádico y sin otro sentido que el de promocionar un canal televisivo