17/12/06

Domingo después del desayuno, Matiné musicale d´Arles. Continua el Week-End Mendelsshon. Ahora solo un dúo de piano y celo. Bueno, si los del viernes eran buenos, estos, sencillamente divinos. El violoncello, jutno con el libro y la rueda están entre los grandes inventos del hombre. Sonaron Sonata para piano y vilioncello #1 en si bemol mayor y #2 en re mayor. Además, de yapa, Elegía, opus 24 de Gabriel Fauré, la Meditación de Thais de Jules Massenet (que hay que reconcerlo, es melosa, pero fantástica) y algo de Tchaicovsky, que no entendí bien cómo se llamaba…