16/1/08

Una obra del británico Banksy se remató por 275.000 euros




El bromista del arte más famoso, conocido por el seudónimo Banksy, ha vuelto a sus andadas. Esta vez fue una composición callejera de graffiti y stencil, en un muro de la londinense Portobello Road, que se remató en Internet por 275.000 euros.

Pintada en la pared de una productora, la obra fue puesta en venta por un empresario británico del sector audiovisual, según informó la agencia AP.

El mural muestra un pintor que traza con los colores de su paleta las letras, grandes e irregulares, que forman la palabra Banksy.

Sobre el misterioso personaje pesan varias órdenes de detención por fraude. Resulta que, de vez en cuando, Banksy se cuela en los museos y galerías y, discretamente, cuelga sus dibujos en mitad de la sala, junto con las obras expuestas. Pueden pasar días hasta que alguien detecte la intromisión y la denuncie. No obstante, en algunas ocasiones él mismo se ha sincerado por medio de su sitio Web. Eso sucedió en 2005, luego de que Banksy colocara en el Museo Británico una pieza que retrataba a un cavernícola empujando un carro de supermercado, dibujado sobre una piedra. Pese a la incongruencia de la imagen, el dibujo permaneció colgado algún tiempo. Hasta que su autor reveló el engaño.

Es poco lo que se sabe de este artista-bromista. Se cree que nació en 1974, cerca de Bristol, y allí habría comenzado su actividad como grafitero , en los años 80.

En www.banksy.co.uk se pueden ver algunos de sus más irreverentes trabajos, muchos con un claro tono de protesta social. ¿Será éste el método de mostrar el arte que se viene?