4/5/12

La poesía del Flaco Spinetta y un homenaje que no cesa

La poesía del Flaco Spinetta y un homenaje que no cesa

POR GUIDO CARELLI LYNCH

Verso libre. “Guitarra negra”, el libro del Flaco, en el stand de La Marca.

04/05/12
Leer basura daña la salud. Lea libros”. Conciso y directo. Así podría ser el lema de la Feria. La frase la inmortalizó Luis Alberto Spinetta con un cartel atado al cuello en la tapa de la revista Gente en 1996. Spinetta fue consecuente, era un lector voraz, pero también escribió y facilitó algunos libros. Varios de ellos, a casi 3 meses de su muerte, se encuentran también entre los pasillos de la Rural.
En 1978, Spinetta interrumpió su promedio de un disco por año para publicar su primer y único libro de poemas, Guitarra Negra . En verso libre, incluye una advertencia del propio autor que es una declaración estética: “propongo que se olvide cada palabra a medida que ella se lea”. Es difícil saber hoy si se trató de una única edición o si el libro publicado por Ediciones Tres Tiempos se reimprimía sin cambiarle el pie de imprenta. En todo caso, la editorial cerró en 1984 y el libro quedó huérfano de editor hasta 1995, según confirma Guido Indij que, con su editorial La Marca Editora, ya lleva 5 ediciones desde entonces. A Indij no lo amedrentan las numerosas ediciones online que circulan por la web. Para él se trata más bien de pagar deudas literarias y ofrecer una edición cuidada y en papel. “Luis nos enseñó poesía y nos presentó a Artaud cuando éramos púberes,” festeja. Las primeras 4 ediciones salieron igualitas a las de 1978, sin cambios. “En la última –que se ofrece en el stand de la editorial en la Feria–, en la biografía debimos agregar: el 8 de febrero de 2012, el Flaco se convirtió en luz”, relata Indij.
Las editoriales independientes no son las únicas que posaron sus ojos en el Flaco. En el enorme stand de Santillana se consigueMartropía , el libro de conversaciones entre el músico-poeta y el periodista Juan Carlos Diez publicado en 2006. Fueron más de 5 años de entrevistas semanales. “El proceso fue de apasionamiento, alegría y disciplina. De yapa sellamos nuestra amistad”, recuerda Diez. Para él, Spinetta vivía la poesía “desde adentro, desde la audacia, la creación”. “Spinetta expandió los límites de la canción”, reflexiona Diez.
Cuando tenía 26, Eduardo Berti, ganador del último Premio Emecé, publicó, en 1988, Spinetta. Crónicas e iluminaciones , un libro fundamental y descatalogado que circula por la web. “Fue increíble, era como el sueño del pibe”, se acuerda. “Una de las últimas veces que hablamos me dijo: ´No estuvo mal el libro que hicimos´”, se entusiasma Berti.
Gustavo López, editor de Vox e impulsor de muchos jóvenes poetas, cree que en ellos la influencia del líder de Almendra es relativa. Fabián Casas no coincide. “Era un poeta impresionante. Consiguió drenar experiencia y eso es el alma en esta época moderna”, se conmueve el autor de Ocio . Para Víctor Redondo, uno de los organizadores del Festival de Poesía, “se fue un par”. El domingo pasado fue Pedro Aznar, con un recital; el próximo, a las 20.30, Fito Páez en la mesa “Spinetta. El arte de un genio”: el homenaje continúa.

vía