17/10/07

Después de la muerte del Ché
y antes de que el hombre llegara a la luna,
el 23 de octubre de 1967, hace exactamente 40 años, nací.

Ya salieron los suplementos dominicales sobre la muerte del Ché, aunque como es sabido ¡El Ché vive!,
y ya saldrán los del aniversario del paseo de Neil Armstrong, aunque sea evidente que el hombre jamás pisó la luna y todo ha sido una farsa de los servicios de inteligencia yanquis durante la Guerra Fría y la carrera espacial.

Lo que no saldrá publicado, sino por este medio, es que pronto celebraré los placeres de mis padres, los dolores de mi madre, y mis propios méritos por haber atravesado cuatro décadas para llegar hasta aquí.

El primer brindis es ¡para que sea en tu compañía!

Es el martes 23 de octubre a las 19:30 en POST (Thames 1885, casi El Salvador)