7/12/06

Anoche me acosté a las 23:45
Antes programé el teléfono para q funcione de despertador a las 0730
Cuando sonó oí la voz de un niño diciendo algo inentendible
Pensé que era el sistema que me decía que me despierte
Lo hice
Sonó nuevamente
Pensé q debía haberlo desconectado
Marqué un número que se indicaba en una tarjetita
Sonó por tercera vez
A mi me sonaba rara la voz, pero raro que me cueste tanto despertarme
Me bañe, me lavé la cabeza, me peine, me vestí, me puse el reloj
Acabo de dscubrir que son las 01:19
Pero la puta madre que lo parió al pendejo!

Bueno, hablando de putas madres
No solo puedo hacerme entender en francés, hacer chistes malos, sino que ayer por primera vez pude pelearme en francés
Es que en Arles tengo dos estancias
En el segundo reservado un hotel fenomenal que se llama Amphiteatre
En el primero, que empezó ayer, otro, Mirador, ya que Amphiteatre tenía un par de noches booked
Bien, resulta que arrastré mis bártulos (cuántos, demais!) hasta el Mirador y es simplemente una porquería, familiar, pero en el peor sentido de las porquerías familiares: mugrosa, manchada, oliendo a desinfectante, sin una puta mesa de trabajo, sin bañera. Alli no podría pasar 22 días, ni 22 minutos.
Dejé mis valijas y me fui a buscar un lugar para comer. Arreglé con el Amphiteatre que es simplemente maravilloso y cuesta exactamente lo mismo
Volví por mis cosas.
Je suis desolé, je n´ai pas resté ici, le digo. Je n´ai pais pas travaille confortablement...
Et que-ce que nous vont fait?, pregunta
Me encojo de hombros, como diciendo “y qué querés que hagamos, no exageres que apenas te usé el cuarto media hora, pero también empezá por hacer de este chiquero un espacio habitable y por qué no me chupás un huevo“.
Cuando me voy le digo: Son clé Mr. Y le dejo su lllave.
El chavón hace que no me ve.
Me doy media vuelta.
Murmura algo.
Vuelvo y le pregunto qué me dijo.
Me dice “A vos no te hable“.
Ah, disculpame te escuche hablar
A vos no te dije nada
Ah, como estamos solos
Salió hasta la calle preguntándome cuál era mi nacionalidad
Y yo que qué le importaba
Insistía
Lo increpé si era de puro fascista que le interesaba y luego pasé al castellano: porque no te vas a la mierda
A lo que respondió como hacen los chicos, imitándo la misma música de mi puteada: papepapapapapapapa
Pero chupame un huevo, pelotudo!

Bueno, voy a intentar dormirme, solo cuento una cosa bastante impactante:
Me encontré a tomar un café con Elisabeth, la persona de derechos internacionales de Actes-Sud y con Benoit Rivero, el directo adjunto de Photo Poche que conozco hace años y que admira mi trabajo.
Nos encontramos en el bar de la librería de la editorial.
Bueno, esa es la cuestión. No habrá de extrañarnos que la editorial tenga su propia librería. Y tampoco que esa librería tenga un bar y restó.
Hasta ahí vamos bien. Pero no es sorprendente que el bar tenga un Haman? Y una sala de exposiciones grande como Cronopios? Y un cine? Y una iglesia? Siii!!!!!!! Una iglesia desacralizada y devenida en sala de conciertos. Bueno, el sábado me toca Mendelshon y luego les cuento que tal suena.

Hasta chau...